COLUMNA DE OPINIÓN

¿Es necesario un nuevo Código Penal?

Por: Martín Etchegoyen Lynch para Infobae

El Poder Ejecutivo ha designado recientemente a una comisión de letrados con el fin de elaborar un nuevo Código Penal. Se aduce que el vigente es de 1921 y que ha sufrido numerosas enmiendas.

Si bien ello es cierto, este es el mismo código que nos dio seguridad ciudadana por muchos años. La alarmante inseguridad actual no parece ser causa de la legislación penal sino de su escasa aplicación.

Cuando Argentina contaba con un sistema de prevención del delito eficiente, jueces imparciales que no buscaban por su ideología sólo favorecer al criminal y un sistema carcelario con suficientes plazas, el sistema penal funcionaba con el mismo Código Penal actual.

Ya tuvimos un fallido intento de reforma del Código durante el Gobierno anterior, enmienda que lejos de beneficiar a la ciudadanía entera sólo hacía más liviano el camino al delincuente.

La nueva comisión designada —sin consulta alguna a las entidades pro derechos de las víctimas— encuentra en su seno a varios letrados de orientación zaffaroniana, es decir, garanto-abolicionista. Nada bueno para la ciudadanía puede salir de allí.

Desde Usina de Justicia sí proponemos reformas puntuales, como la quita de la rebaja de pena al delincuente fracasado (tentativa), la aplicación de pena perpetua al criminal reiterante en su tercera condena y la eliminación de la libertad condicional en delitos graves, sólo por nombrar algunas de las más relevantes.

Entendemos que sólo con ello y con mejores actores en el sistema de seguridad pública, el que incluye a fuerzas de seguridad, Justicia penal y sistema penitenciario, es suficiente.

Comentarios